lunes, 9 de octubre de 2017

El quinto punto cardinal (2017)


     Estaba deseosa de comenzar esta lectura. Teniendo en cuenta lo que disfruté "Manual de pérdidas", "El quinto punto cardinal" auguraba una buena dosis de literatura elaborada, y sí, esta vez.... de terror. ¡Sí, sí! Javier Sachez, tras escribir un libro de drama social se embarca en la escritura de una novela de un género complicado al que me siento muy unida, ¿qué puede ir mal?


     La sinopsis, cargada de intriga, nos invita a sumergirnos en la historia de una niña pequeña llamada Celia y su padre, Eugenio, quienes han atravesado una muy mala etapa producto de una dramática pérdida. Eugenio, deseoso de dar a su hija una nueva vida y retirarse durante una temporada, decide mudarse al enigmático pueblo de Arsa, más concretamente, a la casa del indiano, un lugar que desde luego no deja indiferentes a los lugareños.


     De nuevo una literatura arraigada en sus raíces extremeñas, un paseo por los rincones rurales de la Sierra de Argallanes y una oportunidad para el género a nivel nacional, ¡no podía desperdiciar este viaje!



Género: Terror, suspense, intriga.
Título original: El quinto punto cardinal.
Autor: Javier Sachez García.
Año: 2017.
ISBN: 978-849160781-6
Páginas: 185.
Volúmenes: 1


Sobre el autor



     Javier Sachez García nació en septiembre de 1970 en Campillo de Llerena (Badajoz). Ha cursado las carreras de Derecho y Trabajo Social, y tiene el título de Especialista en Gestión Cultural por la Universidad de Extremadura. Ha desarrollado su carrera profesional en las áreas de cultura, educación y formación. Comenzó a escribir en el año 2003 y ha ganado varios premios literarios de ámbito nacional en las modalidades de relato, novela y poesía.

     Ha colaborado en diversas publicaciones artísticas y literarias y, hasta el momento, ha publicado siete novelas y dos poemarios. En el año 2010 obtuvo una beca de creación literaria por parte de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura. Actualmente reside en la ciudad de Mérida (Badajoz).


Sinopsis

     Cuando la soledad y el entorno hostil corroen a una niña de ocho años, ésta busca una realidad paralela, un mundo al margen de los cuatro puntos cardinales. En esa íntima realidad hallará todo lo que necesita: respuestas increíbles, impalpables sensaciones, animales etéreos y una brutal amiga, invisible e imaginada, que quizás no lo sea. Es un submundo en el que ella es ella misma. Es una zona no permitida a los extraños. Es el quinto punto cardinal.


Análisis

     Lo que más me ha gustado de la novela han sido sus descripciones, la atmósfera del pueblo de Arsa, sus misteriosas costumbres y pobladores. Me encanta como el autor mezcla el lenguaje cultivado y el rural a tiempo, para introducir al lector en los ambientes de la novela y así crear más inmersión narrativa.

     Destaco la historia de Eugenio y la pequeña Celia, se trata del caldo de cultivo perfecto para una inestabilidad emocional que acabe por poner a los personajes al límite, viviendo experiencias al borde de la razón. En el libro, se hace muy buen tratamiento del "bullying", ya que la protagonista, Celia, sufre verdaderas vejaciones fruto de su extraño comportamiento y aspecto físico, que la llevan a aislarse y sentirse continuamente incomprendida. Eso, sumado a su problema de "doble personalidad" o "amiga imaginaria no tan imaginaria", da como resultado el mejor personaje de la novela.



    Si tuviera que quedarme con un lugar de la novela, sin duda sería con la casa del indiano. Sus elementos decorativos procedentes de civilizaciones precolombinas, las muñecas del dormitorio de Celia, el pozo, el armario...Un lugar que pone los pelos de punta.

     Llega un brillante punto de la historia, en el que se habla de leyendas sobre brujas, del saber popular acerca de seres mágicos, pasajes oscuros que despertaron mi interés de manera enferma. Por un momento, pensé que el libro iba a adquirir un giro inesperado...pero no.  La resolución del enigma se centra en la cabeza de la niña (cosa que se deja entrever desde el principio). Cuando se describen tantos eventos paranormales: las letras dibujadas en el cristal, la misteriosa brisa, el pozo, el extraño armario...El lector espera una manifestación de algo, del espíritu de la hija del indiano, quizás de una bruja seguidora del dios Tláloc que se alimenta de agua de lluvia...



     Para mi gusto, el recurso del gemelo embrionario no me ha dejado satisfecha. Me ha parecido algo forzado. Se podrían haber usado otros recursos menos explotados y más inusuales con los que ya contaba la novela, como el aquelarre del pueblo. Me hubiera encantado que Lidia hubiera tenido un papel más protagonista y, ¿quizás haberla hecho mala? El autor nos presenta herramientas para complicar la trama y disfrutarla aún más pero al final nos deja con la miel en los labios, con una historia más normalita que podía haber sido sinceramente genial.



     Con todos estos aspectos, positivos y negativos, puedo concluir que se trata de una novela de terror entretenida, que bien podría haber sido bastante más compleja pero que se queda a las puertas. Que estremece, hay momentos como el de la fiesta del pueblo que me hace recordar  los pueblos malditos de Lovecraft, las historias de la quema de brujas y otras leyendas negras...Pero en lugar de seguir ese curso, finalmente nos lleva a una explicación que desperdicia algunos recursos que le dan al autor mayor brillantez.

Valoración: 7/10

     

   



      

sábado, 30 de septiembre de 2017

Matar a un ruiseñor (1960)






     Tengo esta reseña pendiente desde hace mucho tiempo. Es una de nuestras lecturas del Cubil. Sí, ya sabéis, nuestro particular club de lectura de Facebook donde cada mes proponemos un libro para después compartir sus mejores momentos entre todos. Votamos cada lectura democráticamente y siempre hay nuevas e interesantes propuestas. "Matar a un ruiseñor", creo que ha sido la novela más votada por los usuarios del Cubil, por lo tanto, tenía muchísimas ganas de destriparla. ¡Quería saber a qué se debía tanta expectación!


     Si aún no lo conoces y te interesa seguir nuestra lecturas aquí tienes un enlace a tan selecto Club:

    La verdad es que tampoco iba completamente a ciegas. Ya había visto la adaptación cinematográfica  de 1962 y he de decir que es una excelente película. Protagonizada por Gregory Peck y Mary Badham fue galardonada por tres premios Óscar (actor protagonista, guión adaptado y dirección artística en blanco y negro.

    Esta novela pertenece al llamado género "gótico sureño", eso me llamó muchísimo la atención.

Gótico sureño: Subgénero de la novela gótica, principalmente desarrollado en los Estados Unidos de América. En este estilo, aparecen elementos sobrenaturales o extraños para crear el argumento. A diferencia de la novela gótica, en este subgénero no se usan dichos elementos para crear suspense, sino para describir cuestiones sociales y explorar la cultura del sur de los Estados Unidos.

     Se trata de una novela social sin paragón para la historia del sur de EEUU: Los temas son las injusticias sociales a los negros de aquella época y la decadencia de la gran depresión americana de los años treinta. Probablemente, sea uno de los libros más importantes sobre la biografía de la potencia americana, de sus particularidades sociales, de su cultura y de su historia. Por ello, pensé que se trataba de un clásico de la literatura moderna y de una lectura obligada.

Género: Gótico sureño, Bildungsroman, Drama social, Novela de aprendizaje, Novela contemporánea.
Autor: Harper Lee.
Título original: To Kill a Mockingbird.
Año: 1960.
ISBN: 846662676X
Páginas: 410.
Volúmenes: 1.

    Sobre la autora

     Nelle Harper Lee nació en Monroeville, Alabama, el 28 de abril de 1926. Murió en el mismo lugar que la vio nacer en febrero de 2016. Escritora, músico, guionista, poeta y abogada. Conocida por su obra "Matar a un ruiseñor" galardonada con el premio Pullitzer en 1961. Fue su única novela durante 55 años hasta que publicó en 2015 "Ve y pon un centinela", en realidad, el borrador de su primera novela.

     Harper Lee no concedía entrevistas, y vivó retirada en su localidad natal. En 2007 viajó a Washington a recibir de manos del presiente George. W. Bush la Medalla Presidencial de la Libertad.

   La autora falleció mientras dormía a los 89 años de edad en una residencia de ancianos de su ciudad natal. Jamás se casó ni tuvo hijos.

Sinopsis

     "Matar a un ruiseñor" está ambientada en el sur mítico, degradado y humillado tras la derrota contra los "yankees" en la Guerra de Secesión. La acción transcurre en los años treinta, los años de la terrible depresión posterior a 1929. Narrativamente acaba donde empieza Faulker y comienza donde termina Carson McCullers, pero es una historia de personajes. Los principales: Los niños Scout y Jem y su padre Atticus, el pueblo y sus habitantes blancos y negros.

    El drama de la segregación racial y las raíces del funesto racismo enquistado en una sociedad tradicional y conservadora. La novela habla por sí sola: se trata de una historia de niños en los que va influyendo la brutalidad y la cordura de los adultos, ese mundo fracturado cuyos fragmentos se complementan con una educación moral llena de contradicciones.



Análisis

     "Matara a un ruiseñor" es uno de esos libros con los que tienes la certeza de que el escritor ha vivido los hechos que narra. La vividez, el realismo, el dramatismo con el que Harper Lee transmite, nos adentra poco a poco en los recuerdos de una infancia marcada por las diferencias sociales y raciales del sur de los Estados Unidos.

     El primer aspecto que llamó mi atención fue el estilo. La historia es contada desde el cándido prisma de una pequeña de seis años llamada Scout y que, según datos biográficos de la escritora,  la narración de la pequeña comparte muchos detalles con la infancia de Harper Lee. Un mundo cruento e injusto explicado desde el punto de vista de una persona en construcción, que no entiende el juego de los adultos y que en muchas ocasiones se siente frustrada por no encajar en ese mundo y tampoco en el de los niños de su edad por ser una chica "poco femenina".

     Los temas que más me han calado y que considero vitales en la historia, se ven ejemplificados en múltiples pasajes brillantes. Principalmente tienen que ver con la pobreza, las diferencias sociales entre las familias de Maycomb y el racismo patente en aquella época. Había una clara jerarquía de apellidos anexados a diversas profesiones y nivel cultural. Un reflejo de la verdad del Deep South americano de los años treinta.

"Alabama del Norte estaba llena de magnates de los licores, fabricantes de whisky, republicanos, profesores y personas sin abolengo."

Precisamente es un libro que conmueve gracias a su protagonista y a su narración tan pura y ávida de detalles. Es como observar una fotografía antigua de una realidad que poco tiene ya que ver con la que hoy vivimos.



"Miss Caroline parecía no darse cuenta de que los andrajosos alumnos de la primera clase, con camisas de trapo y faldas de tela de saco, muchos de los cuales habían cortado algodón y cebado puercos desde que supieron andar, eran inmunes a la literatura y a la imaginación."

Una de mis partes preferidas es cuando Miss Caroline regaña a Scout porque su padre le había enseñado a escribir. Es increíble que tal nivel de ignorancia existiera hace no tantos años como nos pensamos y que realmente por desgracia sigue existiendo en algunas partes del planeta.

"Miss Caroline me sorprendió escribiendo y me ordenó que dijese a mi padre que dejara de enseñarme."

A pesar de que el libro te lleva a través de las fantasías de los niños, en lo que respecta a la casa de Boo Radley y de sus hazañas y juegos infantiles, el argumento principal de libro es el caso de Tom Robinson. La defensa en un juzgado a un joven negro acusado de abusar sexualmente de una blanca. Scout no comprendá el riesgo al que se estaba exponiendo su padre como abogado, enfrentándose al resto del ignorante pueblo para defender los derechos de un joven condenado a muerte.

"Te lo digo, Gertrude, no hay nada más penoso que un negro preocupado. La boca les baja hasta aquí. Te amarga el día tener a uno en la cocina. ¿Sabes lo que le dije a mi Sophy Gertrude? Le dije:  Sencillamente, hoy no eres cristiana. Jesucristo nunca anduvo por ahí refunfuñando y quejándose; y ¿sabes?, dio buen resultado. Apartó los ojos del suelo y contestó: "No, miz Merriweather, Jezuz nunca anduvo refunfuñando."


El rol de género también hace mella en la pueril mentalidad de Scout, preguntándose por qué diantes ella tenía que actuar como una señorita ante la situación que estaban viviendo. Integrarse en el mundo de las mujeres de Maycomb era algo que ella no entendía y que carecía por completo de sentido.

"Ahora comprendo su intención, pero es que Atticcus solo era un hombre. Para esa clase de trabajo se precisa una mujer."

"Había algo en ellos, por más que maldijesen, bebiesen, jugase y mascasen tabaco; por muy poco deleitosos que fuesen, había algo en ellos que me gustaba instintivamente...No eran...-Hipócritas, mistress Perkins, hipócritas natos- estaba diciendo mistress Meryweather-.

La historia se funde en una idea principal, en una consumación absoluta. Se trata de la historia de Scout y de su entorno. La historia "Matar a un ruiseñor", habla sobre la muerte de su propia inocencia, de como su realidad se va resquebrajando para adquirir los modos y costumbres de los adultos que aunque no entiende debe de asumir. De como una mente "pura" carente de toda maldad, debe morir para hacer frente a una cruda realidad llena de injusticias.


Es un libro de lectura obligada, no solo para comprender y enriquecerse con respecto a la historia de Estados Unidos. También lo es para comprender mejor aspectos de nuestra vida. Es un libro con gran carga humanística y moral.

Hay momentos en los que la narración puede hacerse algo tediosa, pues el hecho de que esté narrada por una niña, puede que tenga detalles que haga impacientarse al lector que quiere llegar al núcleo de la historia. Pero también es precisamente eso lo que la hace una novela especial y una historia muy particular capaz de sobrevivir al tiempo.



Valoración: 9/10





     


¡Lee Cuentos de Delonna!