sábado, 19 de marzo de 2011

Romeo y Julieta (1597)


Romeo y Julieta (1597)

Tragedia de William Shakespeare múltiplemente adaptada y de gran popularidad.
Basada en otras obras anteriores (entre ellas cuentos italianos y franceses) Shakespeare añade nuevos personajes además de un tratamiento diferente del teatro.
La historia comienza con las trifulcas ocasionadas por la rivalidad entre las dos familias imperantes de la ciudad de Verona, los Montesco y los Capuleto. El enfrentamiento es solventado por el príncipe de la ciudad con autoridad sobre las dos familias.

La obra continúa con la proposición del conde Paris de casarse con Julieta, la hija de los Capuleto. A esto el Señor Capuleto responde que espere, sin embargo la Señora de Capuleto y la nodriza van a hablar con Julieta para notificarle la oferta del conde, ante esto, Julieta completamente ajena a esta situación, muestra una actitud inocente, de desconocimiento y de obediente conformismo. Capuleto celebró una fiesta a la cual invitó a Paris y a la que iría Julieta.



Nuestro otro protagonista, Romeo, mientras tanto, se encontraba en un estado de depresión patente para toda la familia de los Montesco. Sus penas se debían al amor no correspondido por Rosalina, de la familia de los Capuleto, al igual que Julieta. Al tener conocimiento de la fiesta celebrada por Capuleto, Romeo decide ir sin invitación para poder ver a Rosalina.
Sin embargo, avatares del destino, que Romeo queda perdidamente enamorado de Julieta en el baile.
Esto dio lugar a una serie de encuentros de los amantes, el más famoso es el encuentro en el balcón de Julieta, en el que Romeo descubre a Julieta manteniendo un monólogo sobre sus sentimientos hacia el mismo. Ambos se declaran.



Después de estos encuentros, mediante diferentes ayudas externas como la de la nodriza o Fray Lorenzo, consiguen casarse clandestinamente. Desde ese preciso momento, la fatalidad selló ese matrimonio.
Teobaldo primo de Julieta, ofendido por la presencia de Romeo en el baile de los Capuleto, reta a Romeo a un duelo, éste lo declina y lo acepta Mercucio, amigo de Romeo.
Mercucio muere en el combate y Romeo venga a su amigo matando a Teobaldo. Por resolución del Príncipe, Romeo es desterrado a otra ciudad, a Mantua.

Imágen de adaptación al cine "Romeo + Julieta"
Romeo se marcha no sin antes, encargar a un sirviente, Baltasar, que le informe de las nuevas en Verona.
Julieta cuando tiene noticia de las terribles noticias mediante la nodriza, cae presa de una tristeza enorme que, a vista de sus padres es a causa de la muerte de su amado primo Teobaldo.

Así, Capuleto, al ver tan destrozada a su hija, decide aliviar sus penas casándola con el conde Paris. Su hija en primera instancia declina la oferta causando el descontento de su padre. Julieta y Romeo se despiden y Julieta va a visitar a Fray Lorenzo para encontrar alguna solución a sus problemas. 

Portada de 1599
 

El hombre le da a Julieta un narcótico proponiéndole un plan, hacerse pasar por muerta la mañana de su boda para así ser llevada al mausoleo familiar. Una vez allí el fraile se encargaría de ponerse en contacto con Romeo para que se vieran allí y juntos se marcharan a Mantua, sin que ninguna de las dos familias fueran conscientes.
Sin embargo el peor de los destinos es reservado para los amantes pues el mensaje a Romeo de la farsa no llegó, sino que llegó el de su sirviente Baltasar notificándole la muerte de su amada.

Lleno de tristeza Romeo vuelve a Verona a encontrarse con Julieta en el mausoleo, no sin antes comprar un mortal veneno que acabaría con su propia vida junto a ella.
Al llegar al fúnebre recinto, Romeo se encuentra con Paris, que furioso por el supuesto descontento de Julieta por la muerte de su primo Teobaldo, decide entrar en combate con nuestro protagonista.
Romeo tras acabar con Paris se despide de Julieta y toma el fatal brebaje. Minutos más tarde Julieta despierta de su falso deceso y al ver el malentendido ocasionado causa su propia muerte mediante una daga que portaba el conde Paris, dando término a la tragedia.

"Romeo y Julieta" precursor de la multitud de amores imposibles que perduran hoy día en Hollywood. Esta obra marca el esquema del amor juvenil e impetuoso. Y es que si pudiera definir esta obra en pocas palabras elegiría " Impetuosa, desafortunada y hormonada". Esta obra trata con total fidelidad, el arrebato del primer amor adolescente, carente de sentido común y cargado de celeridad. Es un amor vigoroso, muestra de ello la fuerza que imprimen las palabras de los amantes, el derroche de comparaciones hiperbólicas y metáforas recargadas. Pero también es un amor prohibido. Ambos pertenecen a familias enemistadas a muerte y no pueden enamorarse, eso lo convierte en un motivo más para sentirse fatalmente atraídos, el uno, hacia el otro. Justamente el sentirse atraído por lo prohibido, lo que no debe hacerse, es una muestra más de la rebeldía adolescente, enfrentarse al sistema. Y eso es justamente, lo que llevan a cabo nuestros protagonistas. Se casan en secreto sin que nadie tenga conocimiento de ello y consuman su matrimonio de la misma manera. Muestra de esta fogosa manera de actuar de nuestros protagonistas, es el hecho de que desde que se conocen hasta que la historia llega a término, han pasado sólo 6 días. 

 

Un debate interesante que la obra nos deja entrever es el hecho de que nuestros protagonistas estuvieran destinados a la tragedia, o si fue simplemente una sucesión de catastróficas desdichas. Por una parte tenemos la idea de que ambos estaban condicionados por su entorno a que su amor no podía nunca llegar a ser posible, y por ello el final, es simplemente el efecto de lo que se plantea en la obra. La obra nos plantea esta relación como imposible desde un principio, una relación secreta que no se conoce hasta el desenlace. Y por otra parte también es cierto que tal y como nos describen en la obra, el desgraciado final llega a término por el mensaje de Fray Juan que no llega a manos de Romeo por un brote de peste. Es decir, podríamos decir que la tragedia no tiene solo lugar porque Romeo y Julieta no debieron nunca haber estado juntos y todo es derivado del entorno en el que se encuentran, Shakespeare nos plantea un debate mucho más profundo, un hecho fortuito acabó con la felicidad de la pareja cuando podía perfectamente no haberlo hecho. De hecho si el mensaje hubiera llegado Romeo y Julieta hubieran estado juntos en Mantua.

William Shakespeare, autor de la obra


Analizando por separado a los protagonistas llegamos a diferentes conclusiones con cada uno de ellos. En primer lugar tenemos a Romeo, el hijo de Montesco. En el comienzo de la novela está enamorado de Rosalina como indicábamos antes, esto desengaña un poco al lector que espera que su único amor fuera Julieta, dando a ese sentimiento menos credibilidad en el caso de Romeo, que se desvivía por Rosalina en el comienzo de la obra y todo ese dolor desaparece con Julieta. Es el personaje al que más proceso de maduración de la obra se observa. Cuando recibe la noticia del destierro entra en deseos de quitarse la vida, y lo hubiera llevado a cabo de no ser por Fray Lorenzo, sin embargo, una vez es desterrado, y está concienciado que sus días en la tierra están contados, decide compartir su patrimonio y preocuparse por el bienestar de las personas de su alrededor, no solo de sí mismo. La etapa madura de Romeo la podemos observar cuando compra el veneno al boticario, que se preocupa por su nutrición y cuando deja sus posesiones. Y la etapa inmadura, como mencionábamos antes, el comienzo de la obra inclusive el intento de suicidio. Queda también patente que Romeo al principio de la obra es un personaje que se deja llevar por el devenir de los acontecimientos, por lo que depare la fortuna. Sin embargo, después toma las riendas de su propia vida, y decide ponerle fin. "¡Ven aquí tú, guía fatal y seguro, amargo refugio! ¡Ven acá, piloto de la desesperación, y haz pedazos contra este último escollo mi barco, cansado ya de luchar con las olas de la vida!"





Llega el turno de Julieta. Decir que es muy diferente de su análogo Romeo, dentro de las posibilidades claro. No es tan impetuosa como Romeo, de hecho, en la escena del balcón queda abrumada con tanto arrebato del mismo, quedando un poco asustada. Julieta es más racional y lo demuestra por ejemplo en las despedidas, dejando claro que no quiere que termine la noche pero que es necesario que su amante se fuera, sin embargo Romeo divaga y recarga de versos sus intervenciones dando un toque menos práctico a los hechos. Es interesante también el proceso de maduración de la hija de los Capuleto, en el comienzo de la obra mantiene una actitud inocente ante el planteamiento de una posible boda, tiene total desconocimiento de lo que es amar a alguien, quedando patente en los versos: "Es un honor...en el cual no he pensado hasta ahora" "Madre si basta mirar para amar, os obedeceré; pero mi mirada y mi inclinación serán guiadas por vos y no podrán ir más lejos de lo que vos me ordenéis". Además queda patente su completa obediencia. Sin embargo en un periodo cortísimo de tiempo, en la fiesta donde debía de conocer a Paris, conoce a Romeo. Y en escasos días, se casa y muere trágicamente enfrentándose a la idea de casarse con quien su familia demandaba. Pasa a de la obediencia a la rebeldía y de no saber que es el amor a morir por él. 

Adaptación para ballet, música de Prokofiev y coreografía de Grigorovich
 

Un tema que me llama bastante la atención es la apariencia de premoniciones en la obra. Declaradas por Julieta fruto de su intranquilidad, en concreto me gusto mucha esta: " Tengo aquí, en el alma, un presentimiento fatal! ¡Ahora que estas al pie de este balcón, creo verte cadáver en el fondo de una tumba!.Es escalofriante porque efectivamente la próxima vez que se ven es en el mausoleo, estando Romeo ya muerto.

Personalmente he disfrutado más que de la lectura de la obra, de la reflexión, pues creo que es una de las piedras angulares en las cuales están asentadas las bases de nuestra sociedad en cuanto a lo relacionado con el amor. No solo ya por expresiones que hemos adaptado al lenguaje "Eres un Romeo" sino porque aún defendemos la irracionalidad del amor que arrasa con cualquiera barrera, a pesar de que vivimos en una sociedad más moderna, rara vez en el cine no encontramos una película en cartelera que defienda estos valores tan básicos incrustados en el microchip mental de los ciudadanos de hoy en día. Y es que, a pesar de que con la maduración y los años esta fugacidad y fogosidad adolescente se va perdiendo ¿No es lo más básico e instintivo?.


Por último concluyo la revisión de esta obra, con un verso que yo creo que define plenamente su naturaleza:
" Las alegrías violentas tienen siempre términos violentos también, y mueren generalmente en pleno triunfo. Estallan como la pólvora al contacto de la llama, es un beso que mata"



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Lee Cuentos de Delonna!